18 febrero 2006

Santa Cruz, Islas Galápagos, Ecuador


Desde que comencé a estudiar biología te dicen que la teoría darviniana de la evolución se gestó en estas islas megadiversas donde ahora me encuentro, a base de observar las diferencias en los picos de los pinzones de por aquí.
Bueno, pues esta frase no está más que llena de mentiras.
Lo primero es que nunca estudié biología, cómo la aprové, no me acuerdo.
Lo segundo es que no hay tal teoría de la "evolución" sino de la "selección natural" que es la teoría que explica la ley universal de la evolución, (tan universal como la de la gravitación, osea es tan obvio que las manzanas se caen como que los seres vivos evolucionan, otra cosa es que se acepte la teoría de la selección natural).
La tercera mentira es que se gestara en estas islas, es verdad que Darwin pasó por aquí, apenas 20 días en un viaje de 4 años, y también es verdad que el total del viaje cambió su forma de percibir la naturaleza, y posteriormente la forma de percibir la naturaleza de toda la humanidad; pero la idea de la selección natural se gestó básicamente en su casita de Kew durante 25 años. Tanto tiempo que otro naturalista inglés, Alfred Russell Wallace, que estuvo viajando toda su vida, estuvo a punto de pisarle la idea (pero como buen caballero inglés, le cedió la gloria universal al creerse la versión de Darwin de que él llevaba muchos años trabajando en eso)
La idea de paraíso de la diversidad que mucha gente tiene acerca de las islas también es falsa. Es cierto que tiene un procentaje en endemismos muy importante y que tiene ciertas curiosidades zoológicas dignas de elogio, pero en conjunto, la diversidad de estas islas, más bien desérticas, es muy baja. Valga por ejemplo decir que apenas tiene 500 especies de plantas naturales, cuando Tenerife, por ejemplo, tiene casi el triple.
La última mentira es acerca de los picos de los pinzones, que si bien sí son un buen ejemplo de evolución por adaptación al medio y selección natural, jamás fueron mencionados por Darwin en el "Origen de las Especies"
A parte de esta sarta de mentiras que espero haber aclarado, sales de la carrera pensando en las Galápagos como una especie de La Meca para biólogos. La verdad es que éste tampoco era mi caso (otra mentira más), soy de los que tengo una lista de lugares para visitar donde ni entre los diez primeros se encuentran estas islas, pero claro, si me pagan... eso ya es otra cosa.
De cualquier modo, no cabe duda que es un sitio increíble, que apenas conozco pero que voy a tener una buena ocasión para conocer y eso, tratándose de Galápagos, es un gran lujo que probablemente nunca más podré darme, porque es un lujo muy caro.
De momento no hay mucho que contar, apenas he parado desde que llegué a Ecuador, todavía estoy inmerso en lo que es el período de formación más largo de mi vida y total, para enseñar cuatro chorradas a cuatro galapagueños y cinco gringos. Mañana acabo la formación (que los gringos llaman entrenamiento, por lo que empiezo a pensar que estoy sobrenetrenado) y el lunes empiezo a trabajar con mi primer grupo.
Por ahora deciros que he visto ya las famosas tortugas gigantes y que ahí va una foto para que veáis lo grandes que son y otra de una iguana marina en la playa tomando el sol.

1 comentario:

Elena (Pacuare 2005) dijo...

Vaya, Iñaki, ¡me dejas con la boca abierta con todo lo que cuentas! y pensar que aquí estoy yo, en Madrid, viviendo lo de siempre y con la fauna urbana de todos los días...¡muchas gracias por compartir tus envidiables experiencias con nosotros!
Un fuerte abrazo,
Elena