01 febrero 2009

Conflictos olvidados

Aviso: esta entrada no tiene fotos y es de marcado carácter político.
Hace poco leí el informe de Médicos sin fronteras sobre los conflictos olvidados alrededor del mundo.
Claro, algunos diréis que vaya cosas que leo, que si no leyera esas cosas a lo mejor no sería tan pesado y cosas por el estilo.
Todos estamos últimamente al tanto de lo que pasa en Gaza, pero, y sin quitarle importancia a éste, hay una serie de conflictos que no aparecen en las noticias y que son tan o más graves que el de los palestinos.
En este blog se hace un resumen muy bueno sobre el informe, que podéis encontrar entero aquí. Un vídeo sobre el mismo podéis verlo aquí.
Cada uno de estos conflictos, más los que no están olvidados y otros más no citados en el informe, justificarían una manifestación en su contra y en apoyo por la libertad y la democracia de los susodichos países donde suceden.
Sin embargo en Madrid, sus políticos se olvidan de estos y otros conflictos y montan una manifestación por la libertad y democracia de Cuba, un país con más de 200 presos políticos, sin libertades, sin democracia, sin cólera, sin altas tasas de VIH en su población, sin fanatismos religiosos, sin presidentes democráticos a sueldo de las multinacionales, sin paramilitares asesinando civiles, sin guerrillas financiadas por multinacionales para hacerse con el control de los recursos minerales, sin narcotraficantes secuestrando el país, y sin muchos de los vicios de otros países "democráticos", pero con, por ejemplo, una tasa de mortalidad infantil inferior a la estadounidense, como comentan en un artículo del periódico The New York Times de, por otro lado, marcado carácter conservador.
Obviamente, Cuba debe cambiar cuanto antes hacia una democracia, pero no una democracia como Colombia, como Haití, como Nicaragua, como Congo, como tantas otras que no representan lo que desde la cómoda Europa, suponemos que debe ser la democracia.
Pero todo esto me suscita varias preguntas:
¿Por qué la derecha tradicional española, tiene esa especial aversión al régimen cubano y le trata con tanta inquina?
¿Por qué no se manifiesta por la libertad y la democracia de, por ejemplo, China, otra dictadura comunista con miles de presos políticos?
¿Por qué no solo no se manifestó contra el reciente ataque de Israel a Gaza donde han muerto más de 1000 personas, muchos de ellos niños, sino que además se opuso a ello?
¿Por qué no se manifiesta por la libertad de todos los lugares donde se carece de ella?
¿Qué van a sacar cuando caiga el régimen castrista?
Que quede claro: esto no es un apoyo al régimen cubano, es un ataque a la hipocresía de nuestra clase política (también a aquélla que apoya regímenes que no desearían para sí mismos)

1 comentario:

joselito el de la voz de oro dijo...

Curiosamente Fidel Castro decretó tres días de luto en Cuba cuando murió Franco.