31 mayo 2009

De convencionalismos, bodorrios y turbios negocios

Hace tiempo leí una historia que alguien aseguraba haberla escuchado en un bar:
El caso es que el personaje 1 le comunica al personaje 2, que se va a casar y el 2, sorprendido, le pregunta que por qué, ya que él no cree en esas cosas, lleva con la misma mujer un montón de años y tienen ya dos hijos.
El personaje 1, le dice que ya no aguanta más el calor que hace en su casa y que con lo que se saque en la boda, monta el aire acondicionado en todo el piso.
Esta historia podría ser cierta o no, pero es igual, con más o menos variantes, los réditos de un buen bodorrio son la principal causa, o consecuencia no quiero ser malpensado, de matrimonio en la actualidad.
Claro que ya puestos hay que montarla por todo lo alto, gastanto lo más posible y adoptando todos los convencionalismos posibles. Según me cuentan los que van a bodas normales, los regalos van en relación al costo del banquete de modo que nunca pierdas. Y en las invitaciones lo habitual es poner tu número de cuenta corriente.
A mi, gastarse, por ejemplo, 3000 € en el traje de novia, no solo me parece una barbaridad, y hasta hace poco algo inimaginable, sino que creo que no se ajusta a la realidad en la que vive la gran mayoría de la gente en el mundo.
Y esto es sólo el principio.
Al parecer, la media de gastos en las bodas está entre 10.000 y 43.000 €, por cada cien invitados y sin contar el viaje de novios.
Pero por lo visto, todo esto no es más que una inversión a recuperar a corto plazo.
Ni que decir tiene, que este tratamiento de las cosas, esta banalización de lo que se supone es un acto importante, me repugna.
Y obviamente también repugna a Mónica, si no, no nos hubiéramos casado recientemente.
Y ha sido como hemos querido, a pesar de la advertencia de una amiga que me dijo que no nos iban a dejar. (Que más que quitarle la razón, le agradezco el aviso, sin el cual, quizá ella habría estado en lo cierto)

Foto: Cathy Conlon MacGowan
Foto oficial del acontecimiento, a la entrada del registro civil, para los que no se lo crean

Y por si hubiere algo que celebrar al respecto, hemos pensado hacer una fiesta, algo informal que bien podría ser una fiesta más de las muchas que ha montado Mónica en casa de sus padres por su cumpleaños. (Como regalos sólo aceptaremos ayuda en la organización)
Ya te avisaremos... o no.

8 comentarios:

Hapi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
File dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Manuel dijo...

Enhorabuena. Iñaki casado.... Quién me lo iba a decir a mi......

Cholo

Elena dijo...

¡Enhorabuena, pareja! (es que eso de "pareja" ser dice mucho por aquí en Pamplona, jeje). Un abrazo muy fuerte, espero que nos veamos pronto. Elena

Ines P dijo...

madre.... que sonrisas más felices. No hay mas que decir, habeis hecho muuuuy bien. Felicidades.

Lorena dijo...

Muchas felicidades a los dos!!

Perico dijo...

Pues eso... ¡Enhorabuena!

Saludos y sed felices.

Anónimo dijo...

Tanto tiempo hacia que no entraba en el blog?? Si ya llevais un mes casados!
Enhorabuena!!
Y yo comparto vuestra forma de ver las bodas...no sabeis cuanto!
Un besazo!
Esther