25 septiembre 2006

Bajan los impuestos: ¿buena noticia?

No sé a qué viene esto pero ahí va.
Durante la campaña de las elecciones para presiedente en EEUU, que finalmente ganó el inefable Bush, Ben Affleck, en apoyo al candidato Kerry, dijo que con la anterior bajada de impuestos de Bush, él se había ahorrado un millón y medio de dólares (una cantidad inimaginable para nosotros) y espetó al público la siguiente pregunta: ¿Es eso justo?
Obviamente no es justo, y no sólo porque ha ganado ese dinero haciendo muy mal su trabajo...
Pero la verdad es que ese detalle dice mucho de Ben.
Siempre que los gobiernos anuncian una bajada de impuestos se toma como una buena noticia, pero lo que suelen bajar son los impuesto indirectos (IRPF), los más justos, por los que el que más tiene más paga, pero nunca bajan los directos (IVA, tabaco, gasolina, alcohol...), lo más injustos, ya que el que menos tiene paga lo mismo que el que más tiene.
Además cuando bajan los impuestos, eso se traduce en una bajada de la inversión en los servicios que a mi más me importan, sanidad, educación y medio ambiente.
Cuando nos anuncien la próxima bajada de impuestos, deberíamos sopesar si realmente es una buena noticia.
Otra cuestión económica que se acepta axiomáticamente es el hecho de que para que las cosas vayan bien, la economía (la macroeconomía, no la nuestra de casa) ha de ir bien.
Este concepto, que nos lleva a un desarrollo basado en el crecimiento continuo, nos ha llevado a pensar casi automáticamente que desarrollo es igual a crecimiento que es igual a progreso y la verdad, una especia (la humana) que ha pasado de trabajar 14 horas semanales como cazador recolector* a trabajar 40 (más las no oficiales) en empleos casi siempre alienantes, no me parece a mí que haya progresado. ¿Crecer y desarrollarse? Sí, pero progresar no.

*Si quieres saber más sobre progreso, desarrollo, crecimiento y cómo vivimos hoy en día y cómo se vivía hace miles de años, te recomiendo cualquier libro de Marvin Harris, especialmente: Muerte, Sexo y Fecundidad; La cultura norteamericana contemporánea y Vacas, cerdos, guerras y brujas. Para una compilación del pensamiento antropológico moderno su "Antropología cultural" sigue siendo muy válido.

1 comentario:

Antonio dijo...

Hola:

Te encontré buscando sobre Marvin Harris.

Muy interesante la exposición.

saludos