23 diciembre 2006

Paraíso del Mar

Ayer estuvimos en El Mogote, que es una barra arenosa que cierra la ensenada de Aripes, dentro de la bahía de La Paz y justo enfrente de la ciudad de La Paz, donde vivo actualmente.
Cogimos unos kayaks y nos fuimos para allá para ver cómo van las obras que se van a cargar las dunas, las playas y parte de los manglares de esta, hasta ahora, espectacular barra arenosa. El proyecto que están desarrollando se llama "Paraíso del Mar", pero cuando acaben deberían cambiarlo a "Aquí estaba el Paraíso del Mar"
¿Paradójico verdad?
Todos los desarrollos urbanos "venden" naturaleza para poder destruirla luego con sus construcciones. En España es un tema muy bien conocido, tanto que a nivel mundial, los desarrollos turísticos exagerados se llaman "balearización" lo que nos deja muy mal por cierto.
Si uno se mete en la página de este desarrollo puede ver, antes de que se lo carguen, bonitas imágenes de lo que van a destruir (bueno para ser justos hay que decir que la puesta del sol no la van a destruir allí, pero sí van a destruir la de La Paz que quedará detrás y donde una de las actividades preferidas de los lugareños es ver cómo se pone el sol tras El Mogote).
Pero "Paraíso del Mar" da una vuelta de tuerca a los desarrollos turísticos ambientalmente rechazables.
Existe una organización muy grande y prestigiosa de divulgación y conservación de la naturaleza en EE.UU. llamada "National Audubon Society" (Audubon para los amigos) y que es la organización más prestigiosa dedicada fundametalmente a las aves que existe en EE.UU. y eso es mucho decir.
Existe también una oscura y desconocida organización, que se dice educativa, llamada "Audubon International", cuyo logo también es de aves.
¿Confuso verdad?
Pues "Paraiso del Mar" ha pagado al menos 9.500US$ (ese es el dinero para empezar a hablar, pero el proceso final suele acabar en torno a los 50.000US$) a "Audubon Society" para que certificara su desarrollo como "Ambientalmente amigable". Por supuesto "Paraiso del Mar" no tiene dinero para pagar a una sociedad íntegra y de verdad como Audubon para que hiciera lo mismo (que nunca lo haría)
Obviamente cualquier gringo que va a comprar una casa allí, ve el logo de "Audubon International" y piensa que es el de Audubon, sociedad conocida y respetada, por lo tanto de fiar. Una vez más el engaño está hecho.
Una vez más, los únicos que pueden parar esto somos los consumidores. Si nadie compra casas en sitios así, nadie construirá y destruirá, sitios así.
¡Ah! por cierto, para conseguir los permisos para construir, ha habido todo tipo de corruptelas políticas.
Tema que debería llamarse "españolización".

1 comentario:

kika dijo...

traducelo al gringo y mándolo a donde puedas tio!
gracias por lo que ya hacéis allí