20 marzo 2007

Mis animales favoritos

Como no tengo nada especial que contar y la entrada anterior será considerada como otra ida de olla del que esto suscribe, pues publico esta entrada para enseñaros algunas fotos de mis animales favoritos, los anfibios.

Probablemente la rana más famosa del mundo, Agalychnis callydrias, en Costa Rica

Pero entre foto y foto un poco de información.
Los anfibios son el grupo de vertebrados más amenzado del planeta, donde más del 30% de las especies están amenazadas, frente al 12% de las aves, el 20% de los mamíferos o el 4% de los reptiles.

Otra pose de la agalinda, poniendo cara de buena

Teniendo en cuenta que muchos de los anfibios viven en dos mundos, terrestre y acuático, y que esto les hace especialmente buenos indicadores de la salud ambiental de donde viven, quizá el declive generalizado de los anfibios nos esté indicando algo.

Rana endémica del Caribe costarricense y probablemente panameño, Eleutherodactylus talamancae, perteneciente a una extensa familia donde casi ninguna especie tiene renacuajos

Algo que me gusta mucho de internet y que es relamente bueno, al menos a nivel divulgativo, es la wikipedia, que tiene una entrada de este problema bastante bien documentada y suficientemente amplia para hacerse una detallada idea del mismo. Para ver lo que se hace al respecto por el mundo visitad estos sitios, DAPTF, Amphibiaweb, ambas en inglés, y SOS Anfibios en español.

Una de las famosas rana flecha, Phylobates lugubris, no tan terrible como se piensa sobre estas ranas venenosas pero increiblemente bonitas

Como decía James Lovelock, si a un avión se le empiezan a caer tornillos, inicialmente no pasa nada, pero llegará un momento en que sí pasa.

Otra rana de la familia Hylidae, las ranas más vistosas y "simpáticas", Hyla rufitela

Los anfibios están desapareciendo muy rápidamente, tanto en número de especies como de individuos y quizá no esté muy lejos el momento en que el avión va a empezar a tener serios problemas.

Algo que casi nadie reconocería como una anfibio, una cecilia Gymnopis multiplicata, anfibio sin extremidades y con aspecto vermiforme o serpentiforme, pero húmeda y viscosa

Con esto de la desaparición de las especies ocurre una cosa y es que hay mucha gente que no le importa que desaparezcan, (lo cual me causó gran sorpresa en su momento, no podía concebir semejante desinterés), pero lo que es seguro es que si el avión se cae... les va a importar.

5 comentarios:

Perico dijo...

Una cita parecida a la de James Lovelock hace Miguel Delibes con una lavadora. Estuve en una charla muy interesante sobre anfibios que ofrecieron los del CSIC, donde comentaban que la extinción de los anfibios puede ser la punta de lanza de algo mucho más serio.

Por cierto, me llamó mucho la atención de que en Australia hubiera existido una rana que criaba a sus pequeños en el estómago.

Saludos.

Perico dijo...

Los del CSIC comentaron que esta rana se daba por extinguida y que habría sido de gran ayuda para avanzar en la cura de las úlceras de estomago, por poner un ejemplo ¿Tú sabes algo al respecto?

Salut.

Iñaki dijo...

Bueno en realidad es una hipótesis, si podía criar en su estómago sin daño alguno, se podría suponer que algún tipo de protección tendría, es una hipótesis plausible, pero hipótesis. De todos modos creo que hay en cautividad, pero no estoy seguro del todo, cuando tenga tiempo lo miro.
Un saludo

Anónimo dijo...

¡¡ qué bueno volver a ver de nuevo tus fotos de las ranitas !!

Lorena dijo...

Muy interesante este post, pero mucho. La cita de James Lovelock como siempre, da en el clavo. Es un crack. Yo no sé que pasa que la gente no reacciona, no se para a pensar, no actúa YA. Porque se están empezando a extinguir especies a marchas forzadas y no comprendo que la gente sólo vea el dedo cuando se señala las estrellas. Qué mala es la ceguera del que no quiere ver!!!