17 febrero 2010

Samburu

Me encanta la sonoridad de esta palabra: Samburu.
Esta palabra define un grupo étnico, los samburu, muy relacionados con los massai, con los que cualquiera podría confundirlos. Como éstos, los samburu son nilóticos, una de las tres principales ramas étnicas presentes en Kenia y que se caracterizan por ser muy esbeltos y bien proporcionados, con extremidades muy largas y de piel muy oscura.
Son eminentemente ganaderos y reacios a "occidentalizarse" aunque se aprovechan de su mítica imagen para "venderse" a los turistas.
Las zonas que tradicionalmente han ocupado, han adoptado su nombre y dentro de esa enorme zona de más de 4.000.000 de hectáreas, hay una reserva nacional que también porta su nombre.
La Fundación Africana para la Vida Salvaje, define la zona de Samburu como "African Heartland", que son una serie de ecosistemas que han identificado como fundamentales para la conservación de la vida salvaje a largo plazo y con características únicas con respecto al resto de los heartlands y donde la conservación de la naturaleza va acompañada de la mejora de las condiciones de vida de los habitantes.
Samburu es una zona de clima subdesértico, con vegetación de acacias con matorral espinoso y pastizales. Aunque aparentemente pueda parecer una zona de safari más de este país, la verdad es que tanto el aspecto general de la vegetación como los animales que se pueden observar varían substancialmente.
Entre los animales grandes que se pueden ver aquí y no en el sur de Kenia, están la jirafa reticulada, la cebra real o de Grevy, el facocero del desierto y el generuk (que no vi, pero que cuando pregunté por él al guía, éste me señaló la primera gacela de Grant con la que nos cruzamos como si fuera un generuk, como si fuera "tonto turista"); además el órice, es muy abundante aquí.
Nosotros estuvimos en la Reserva Nacional de Samburu y en la de Shava. Podéis ver el mapa de la zona aquí.
Como ya comenté, fuimos como parte de una oferta de San Valentín, bastante buena, que incluía viajes de ida y vuelta, dos safaris, alojamiento y pensión completa en un lodge de lujo, espectáculo samburu y corazones por doquier, horteradas miles y miel a reborsar.
¡En la cola del buffet durante el desayuno, la gente se deseaba feliz San Valentín!
Después de eso Mónica y yo nos insultamos un buen rato para evitar efectos secundaros indeseados.
Nosotros fuimos con un grupo de once personas donde, si no estoy mal informado, los únicos emparejados éramos Mónica y yo, probablemente los dos seres menos románticos del lugar.
Sin más dilación, las fotos:

Aspecto de las cabañas del lodge, la verdad es que estaba muy bien y en un sitio muy bonito


La entrada de la Reserva Nacional de Samburu. Que esté pintado así no es baladí


Aspecto del paisaje de Samburu, con acacias y matorrales espinosos. Lo que se ve en el árbol más cercano son nidos de pájaros tejedores, que forman colonias. En Nairobi dicen que si te toca un árbol con un grupo de estos nidos estás apañado. Yo creo que tener un árbol en tu jardín con una colonia de tejedores, es algo que no se paga con dinero


Lo primero a lo que nos llevaron los guías, una dolina llena de agua. Los guías nos contaron que esto era el resultado de trozos de la bomba de Hirosima que llegaron hasta aquí. Y se quedaron tan anchos.
Esto de los guías de safari da para una entrada completa



Como siempre en los safaris, donde hay muchos coches hay un felino: en este caso un guepardo, una hembra preñada, pero que muy preñada


Jirafa reticulada, según algunos autores una de las seis especies de jirafas existentes, para otros sólo son subespecies; de cualquier modo, a mi parecer es la jirafa más bonita que existe


Otra jirafa reticulada


Un león subadulto. Se puede apreciar por la incipiente melena bajo las mandíbulas que es un macho, pero los guías ya se apresuraron a asegurar que era una leona... por si las dudas, cuando se levantó y mientras se iba dándonos la espalda, pudimos ratificar lo que yo decía


Un grupo familiar de órices. Este antílope es más frecuente en zonas áridas y nunca lo habíamos visto. Es muy abundante por esta zona


Una gallina de guinea, de una especie nueva para nosotros, con un plumaje espectacular


La joya de la zona: la cebra real o de Grevy. Esta cebra es bastante distinta a las que habíamos visto hasta ahora y, como el caso de la jirafa, me parece la cebra más bonita que hay. Las rayas están más juntas, la panza es blanca y las orejas mucho más grande. Sólo quedan unas 2500 de estas cebras, repartidas entre Kenia, principalmente, y Etiopía


Otra vista de la cebra real. Podéis observar que las orejas son más grandes de lo normal, aunque como no paran quietas están movidas. Estas cebras están más relacionadas con los burros, al contrario que las cebras comunes, más relacionadas con los caballos


En esta foto se pueden ver las dos especies de cebras, en primer plano la común y detrás la real. Por separado pueden parecer simplemente cebras, pero cuando las ves así, está claro que son dos especies muy distintas. La cebra real de lejos y sin gafas me parece un burro gris, ya que no soy capaz de distinguir las rayas


Dos grullas coronadas posadas en un árbol seco al amanecer


Una de las dos grullas


Vista general donde se ve un alóe, Jose haciendo una foto y las montañas del parque, según toda la información que le pudimos sacar al guía al preguntarle por ellas


El grupo de samburu que nos amenizó una preciosa e inolvidable velada de San Valentín...


¿A ver quién sabe lo que es?
Por cierto, no es original, ya había visto alguna foto así y simplemente me dio por intentar copiarla y quedó bien


Así como los jubilados van a ver la evolución de las obras en Madrid, a la entrada de Nairobi, la gente se sube a los taludes a ver la evolución del atasco

Pues nada más; como he dicho queda pendiente una entrada hablando de los guías de safari, que les tengo ganas ya desde hace tiempo.

11 comentarios:

joselito el de la voz de oro dijo...

es una fotografía de larga exposición y se ve el vuelo de los insectos. Yo también lo había visto antes y quedan de puta madre.
El orix (es la primera vez que oigo órices) me parece de uno de los antílopes más bonitos.

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Pues sí que has estado rápido... así no dejas nada para los demás.
Órix y órices no esisten en la RAE, así que yo lo escribo como me sale; de todos modos órices es la forma más aceptada del plural y en singular debería llevar tilde si lo españolizas y si no pues lo pones en cursiva o entre comillas.
A mí un antílope que me parece de los más bonitos es la hembra del nyala. Otros que me gustan más que el órix son el sable, el kudu y el bongo, aunque éste todavía no lo he visto.

Anónimo dijo...

¿podrías poner una foto de una reticulada al lado de otro tipo de jirafa para que veamos la diferencia? Como con las cebras que se distinguen muy bien.
Gracias
Jirafa fan

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Pues a ver jirafa fan, no tengo ninguna foto donde aparezcan los dos tipos de jirafas, pero si vas a alguna de las entradas del Parque Nacional de Nairobi puedes ver varias fotos. De todos modos fíjate que las jirafas massai (la especie que aparece en Nairobi NP) tienen un fondo más o menos claro con manchas, mientras que la reticulada tiene un fondo rojizo con una retícula o red de líneas claras, pero no manchas propiamente dichas.

Perico dijo...

Vaya pedazo viaje que os habéis marcao macho ;) Por cierto, las fotos geniales y de paso me han aportado más culturilla (había animales que no conocía). Tomo también nota, para ojearlo con calma, el enlace a la fundación africana para la conservación de la vida salvaje.

Perico dijo...

Otra cosa que se me olvidaba ¿Qué problema existe con las cebras reales para que queden tan pocas?

Buenas noches.

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Pues las cebras reales siempre han tenido un rango de distribución relativamente reducido: zonas subdesérticas de Somalia, Eritrea, Etiopía y Kenia. Desde los años 70 hasta ahora se han reducido sus poblaciones más de un 70%, principalmente por reducción y fragmentación de hábitat, y es que las zonas donde habitan estas cebras son zonas donde la agricultura es muy difícil o casi imposible, así que se da el ganado; en los últimos 20 años ha aumentado mucho la población humana y por tanto ganadera, reduciendo el hábitat disponible para estas cebras.
De todos modos hay un montón de proyectos de conservación en la zona, con ranchos enormes dedicados a la conservación, así que aunque sus efectivos son escasos (se calculan entre 2000 y 2500) creo que hay motivos para ser optimistas.
Ya veremos.
Un saludo

Perico dijo...

Desde que estoy metido en el estudio de atropello de fauna en carretera, estos asuntos de la fragmentación del hábitat cada vez me llaman más la atención (y más en relación con el continente africano). El mes que viene tengo pensado comprarme este libro: No Way Home. No sé si ya lo conoces, pero por si acaso.

Saludos.

Teresa dijo...

Las fotos me parecen muy buenas yespecialmente las de las cebras,yla de segun tu hermano vuelo de insegtos yo pense heran raices.besos TERE.

Ramón aielo dijo...

No crees que falta alguna foto herpetológica? creo que te estas acomodando con tanto bicho grande!

Iñaki Abella Gutiérrez dijo...

Jeje, pues sí, me estoy acomodando... pero ahora empiezan las lluvias así que a ver si hay suerte y veo más ranas, de todos modos quiero unir unos cuanto herpetos para hacer una entrada digna. Ya tengo fichado un sitio donde me han dicho que se ven camaleones, que nunca he visto...
Un saludo, nos vemos por aquí...